18 Jul 2019
Local flavour

Una mirada a la movilidad de Madrid: Juan en patín eléctrico por la ciudad.

Se llama Juan Jimenez y lleva años inmerso en el mundo de la movilidad. Este madrileño trabaja actualmente en una empresa de micro movilidad y fue el fundador de la Asociación de Usuarios de vehículos de Movilidad Personal AUVMP.

Una de sus formas de moverse por la ciudad, es a bordo de un patín eléctrico y además de un gran defensor de esta manera de moverse, conoce los retos y problemáticas que encuentran las empresas y usuarios de este tipo de transporte.

¿Desde hace cuánto tiempo te mueves por Madrid en patín y por qué?

Aunque siempre me he desplazado en moto, desde hace más de 3 años uso habitualmente el patinete eléctrico.

Sus ventajas son indiscutibles. Y la principal diferencia con la bicicleta es que no tengo que abandonarlo en la calle al llegar al destino, eliminando el siempre presente riesgo de robo.

¿Crees que es un tipo de transporte que cada vez más sale de un pequeño nicho de usuarios para convertirse en un actor más dentro de la movilidad? ¿Han ayudado a ello las empresas de patines eléctricos?

Las empresas de Sharing de patinetes han ayudado a popularizar este medio de transporte, anteriormente muy minoritario.

Actualmente mucha gente ha tenido la oportunidad de probar sus ventajas y cada vez más gente se convierte en usuario habitual. También han traído alguna problemática.

Habitualmente vemos a usuarios del servicio que desconocen la normativa de movilidad de Madrid, y aunque las empresas están obligadas a informar a los usuarios de la misma en el proceso de alta del servicio, muchos usuarios no la leen o hacen caso omiso.

Entendemos que es un proceso de información, educación y concienciación que llevará un tiempo, como ocurre con cualquier nueva normativa.

¿Cómo crees que ha cambiado Madrid y se ha ido adaptando a las nuevas formas de movilidad?

Entiendo que hay un antes y un después de la ordenanza de movilidad sostenible de octubre de 2018. Desde esa fecha los patinetes son vehículos legales y poco a poco los conductores se van acostumbrando a convivir con ellos.

Ojalá poco a poco la gente se vaya animando a tener su propio patinete. Pero aún nos queda mucho camino por recorrer…

Juan patín Madrid car2go

¿Los patines realmente tienen su espacio legalmente reconocido o aún queda por avanzar en cuanto a cómo adopta Madrid los diferentes tipos de transporte?

Con la normativa actual no tenemos acceso a las grandes arterias de la capital. Calles con más de un carril por sentido las tenemos vetadas.

Eso conlleva que para hacer largos recorridos tengamos que callejear excesivamente, realizar parte del trayecto a pie empujando, o que muchos usuarios se salten la normativa y utilicen los ciclocarriles 30, también prohibidos.

Si pudiéramos usar los ciclocarriles 30, la movilidad sería mucho más ágil y evitaríamos ilegalidades. La posibilidad de uso de este tipo de vía se revisará en octubre de este año.

¿Qué otras formas de movilidad utilizas y en qué momentos?

También uso la moto. Sobre todo cuando tengo que cruzar la ciudad con prisas, pues no quiero multas. Por supuesto, el día que la jubile, será por una moto eléctrica

¿Qué problemas crees que sufren de forma común las bicicletas, motos, patines, carsharing?

La insolidaridad e impaciencia de los usuarios de vehículos a motor. Es habitual  encontrarse con conductores que se creen con unos derechos adquiridos sobre las vías que no les corresponden.

Juan patín Madrid car2go

Si pudieras hacer una propuesta abierta para mejorar el tráfico en la ciudad, ¿cuál sería?

La creación de más ciclocarriles 30 y por supuesto la legalidad para circular por ellos. Incentivos a la compra de vehículos de movilidad personal e incentivos a su uso.

Mas campañas de concienciación, tanto para los no usuarios como para los propios usuarios.

¿Cómo imaginas Madrid de aquí a 10 años?

Es difícil imaginárselo con tal disparidad de criterios en materia de movilidad según quien gobierne. No hay un plan de futuro común.

Me gustaría una ciudad con movilidad 100% eléctrica, libre de humos y ruidos.