7 Nov 2018
LOCAL FLAVOUR

5 consejos para circular de forma segura en invierno

Las noches se hacen más largas; los días, más cortos. Exacto: el invierno está a la vuelta de la esquina y trae consigo un mayor riesgo de accidentes. Para que llegues seguro a tu destino en tu car2go, hemos recopilado cinco consejos que te serán de ayuda:

1. No te olvides de las luces

¿Has visto alguna vez un car2go circular sin luces, incluso al atardecer o, peor aún, de noche? Algunos usuarios circulan por error solo con las luces de circulación diurna, aunque sería mucho más conveniente hacerlo con las de cruce.

Por ello, te mostramos a continuación los diferentes ajustes de luces en nuestros car2go:

  • Posición inicial 0: luz apagada (luces de posición automáticas)
  • Nivel 1: luces de posición / luces de circulación diurna encendidas
  • Nivel 2: luces de cruce encendidas
  • Nivel 3: luces antiniebla traseras y luces de cruce encendidas

 

Aquí puedes ver los ajustes de las luces del nuevo Smart. Atención: ¡Para encender las luces en el Smart antiguo, se debe girar hacia arriba en vez de hacia abajo!

Consejo para el uso de luces de carretera: solo se encienden si la palanca ya está ajustada, como mínimo, al nivel 2 (luces de cruce).

En caso de niebla persistente, es mejor encender las luces antiniebla traseras, aunque a partir de un rango de visión de menos de 50 metros y a una velocidad máxima de 50 km/h. En este sentido, ten en cuenta lo siguiente: distancia mínima = velocidad. Así pues, a una velocidad de 50 km/h se debería guardar una distancia mínima de 50 m con respecto al vehículo delantero.

2. Las gafas de sol, mejor para el verano

En otoño y en invierno, el sol está muy bajo durante las horas punta a primera hora de la mañana y por las tardes. Lo que siempre es conveniente al circular por carreteras también lo es en este caso: mantenerse a suficiente distancia y ajustar la velocidad. Y es que, a 50 km/h, se recorren unos 14 metros en un segundo; sin embargo, hasta que se pasa el deslumbramiento y se recupera la nitidez visual, pueden transcurrir varios segundos.

En verano, indispensables; en invierno, un estorbo: las gafas de sol. Se tragan casi por completo los últimos rayos de sol del día, por lo que es mejor que bajes la visera del coche, eleves el asiento y prescindas de tu complemento favorito.

Por cierto: el parabrisas lo mantenemos limpio para que la suciedad no te pueda deslumbrar. 🙂

3. Cuidado con el viento y el rebufo

Quienes ya lo ha vivido alguna vez le tienen un gran respeto: nos referimos al viento fuerte en puentes, entradas y salidas de túneles y veredas, o también al adelantar camiones y autobuses. Y a quienes no lo hayan vivido les recomendamos que, llegado el caso, sujeten bien el volante y que, si la presión es fuerte, lo muevan ligeramente en sentido contrario (a rebufo, con menos fuerza).

4. Distancias de frenado más largas

Las hojas y frutas caídas de los árboles pueden hacer el suelo muy resbaladizo, por lo que se debe procurar que las distancias de frenado sean más largas.

5. Cuidado con las diferentes “zonas heladas”

Ya está aquí de nuevo la temporada del rascador de hielo que tanto aborrecen los conductores, sobre todo a primera hora de la mañana, cuando lo que se quiere es llegar rápido al trabajo o a la universidad. Nos encantaría poder darte el consejo definitivo, pero lo lamentamos: del rascar no te vas a librar.

Nuestro consejo al respecto es que, para estar siempre bien equipado, lleves contigo un rascador de hielo (por desgracia, los nuestros los roban a menudo).

Y cuando ya estés en marcha: ten cuidado en los puentes y veredas, ya que en estas zonas el suelo se hiela antes.

 

P. S.: Si alguna vez te pones gorro y bufanda y se te olvidan dentro de tu car2go, los podrás recoger en la oficina de objetos perdidos más cercana.