21 Dic 2017
car2go Insights

Precaución al volante durante el invierno

El invierno trae consigo un cambio de tiempo más que evidente: lluvia, vientos fuertes, tormentas, heladas, nieve… ¿Estás preparado para conducir con las inclemencias del tiempo?. Descubre algunos consejos para una conducción responsable y segura. Toda precaución es poca.

Con la llegada del otoño e invierno, las condiciones meteorológicas cambian y con ellas debería modificarse nuestra forma de conducir, para pasar a ser una conducción adaptada a las circunstancias y muy prudente.

Lluvia y viento

La lluvia es sobre todo peligrosa al inicio, cuando la carretera aún no está muy mojada.

La mezcla de grasa y polvo con las primeras gotas de lluvia convierten el asfalto en una superficie resbaladiza y poco adherente, muy peligrosa.

Para evitar un accidente o perder el control del coche se recomienda:

  • Es recomendable aumentar la distancia de seguridad con el resto de vehículos. Cuando la carretera está mojada, el coche necesita más distancia para que al frenar se eviten las colisiones.

 

  • Reducir la velocidad: es mejor pecar de precavido que de lo contrario y no tener prisas con los días lluviosos. La lluvia empeora la visibilidad y las condiciones de la vía, así que toda precaución es necesaria,

 

  • Evitar frenazos bruscos: con una calzada resbaladiza, los conductores deben evitar frenar, lo más seguro es reducir la velocidad  de forma paulatina hasta que el vehículo quede parado en su totalidad.

 

  • Reaccionar a tiempo si ocurre el famoso “aquaplaning”, algo habitual cuando pasamos sobre una balsa de agua. El neumático pierde el agarre a la carretera por el exceso de agua y se pierde normalmente el control del coche. Es importante evitarlo reduciendo velocidad y evitando frenazos.

 

  • Es necesario conducir con los 5 sentidos, estar extremadamente atento a todos los elementos externos al vehículo y evitar cualquier distracción.

 

  • Debido a las diferencias de temperatura, es posible que se empañen en algunos momentos los cristales. Es importante tener una climatización correcta. Por otro lado por la lluvia, es conveniente mantener el vehículo limpio y usar el limpia parabrisas.

 

  • Activar las luces de cruce: con una lluvia muy abundante, es importante llevar siempre encendidas las luces. Es importante para mejorar la visibilidad y para que podamos ser vistos.

 

  • Un truco importante es seguir la línea marcada por los coches que circulan delante de nosotros, ya que los neumáticos secan la carretera a su paso. También es importante evitar las marcas viales pintadas en carretera que puedan resultar deslizantes.

Nieve y hielo

conducción en nieve car2go

Cuando las condiciones meteorológicas se recrudecen y pasamos a la nieve y hielo, debemos mantener las recomendaciones que hemos compartido para la lluvia y viento y además:

  • Conducir con suavidad y evitar movimientos bruscos que nos puedan hacer derrapar.

 

  • No circular en la medida de lo posible, pisando en los laterales de los carriles donde se puede haber acumulado la nieve y con las bajas temperaturas, esta nieve se pueda haber convertido en hielo.

 

  • En la noche las temperaturas son más bajas, por lo que es recomendable ser aún más cuidadoso en la circulación, al tomar curvas y hacer paradas.

 

En car2go, el equipo de flota se encarga constantemente, de mantener los vehículos en las condiciones idóneas para la circulación en función a la época del año.

¿Conoces algún otro consejo para evitar incidentes por los cambios de tiempo?