30 Ago 2017
Local flavour

Trucos para conducir por Madrid

Seguro que has escuchado más de una vez eso de: si sabes conducir por el centro de Madrid, puedes conducir en cualquier parte del mundo. A esta expresión no le falta razón, ya que hay que reconocer que Madrid en algunos momentos es una auténtica “jungla” para la circulación.

Estos son algunos trucos para hacer de la conducción de Madrid algo más sencilla, amena y sin riesgo de sufrir por estrés:

Utiliza el navegador o Google Maps

La zona de Madrid centro no es fácil de entender si no estás habituado a circular por ella. Calles cortadas, sentidos, zonas de acceso restringido…

Lo mejor antes de iniciar un viaje concreto y sobre todo si no conoces la almendra central de la ciudad, es planificar la ruta, y saber exactamente dónde vas con algo de previsión.

Tener un navegador a mano ayuda a que podamos llegar al destino sin complicaciones. No recomendamos improvisar y guiarse unicamente por los carteles indicadores de dirección de la ciudad.

Uso adecuado de carriles

Muchas calles en Madrid y sobre todo las arterias principales, cuentan con más de 2 carriles.

En muchos casos puede parecer una locura, pero este número de carriles puede ayudarnos a ir moviéndonos por ellos antes de cambiar la dirección de la marcha y así no realizar una maniobra peligrosa o un cruce con otro coche y estar en el carril indicado antes de realizar, por ejemplo, un giro.

 

Atención a los semáforos

Es esencial estar atento a los semáforos, ya que si estás despistado al cambiar la luz de rojo a verde, pudes sufrir pitidos de otros conductores que no harán más que estresarte aún más.

Por otro lado, ante la posibilidad de un cambio de luz a ambar, es mejor decidir frenar y no acelerar, ya que en muchos puntos de la ciudad hay cámaras de seguridad en estos cruces y podemos tener una sorpresa desagradable en forma de multa, por “apurar” mucho.

Trucos para conducir por Madrid

Cuidado con bicicletas, motos y peatones

En Madrid cada vez es más habitual ver circulando bicicletas y motos, de hecho en muchas zonas verás delimitadas zonas en la parte delantera en cruces, especialmente destinadas a motos y ciclistas.

Las motos y bicicletas suelen circular entre coches y en algunas ocasiones podemos no verlas claramente. Antes de realizar un cambio de carril o movimiento, asegurate de que no hay una moto circulando a tu lado, teniendo especial atención en el “ángulo muerto”.

Los peatones en ciudad suelen cruzar por las zonas habilitadas para ello, pero en algunas zonas la visibilidad de los extremos de pasos de peatones, no es adecuada por haber coches aparcados cerca. Permanece siempre atento al aproximarte a estos puntos de cruce de peatones.

 

Velocidad de circulación

Aunque en la mayoría de las calles la velocidad permitida son 50 km/h, como en las entradas a los túneles de la zona más céntrica, en los túneles de la M30 por ejemplo, la velocidad es de 70 km/h.

Intenta adecuar la marcha a la velocidad permitida en la vía, sin sobrepasar la velocidad máxima y sin ser un obstáculo para otros conductores. Si sales a la autopista, recuerda mantenerte en el carril derecho y utiliza los otros carriles para adelantar.

Además, mantén una distancia de seguridad apropiada y fíjate mucho en el comportamiento de todos los vehículos, no sólo el que tienes delante, para delantarte a posibles “frenazos” que originen una colisión.

 

Sal con tiempo de sobra

Como Madrid es bastante impredecible en algunas ocasiones, en cuanto al tráfico se refiere, mejor sal con tiempo y sin prisas, ya que lo que parece una hora tranquila y sin tráfico, puede complicarse de un momento a otro y hacerte estar de golpe en medio de un atascazo.

¿Alguna recomendación no incluída en este artículo para el resto de usuarios?