11 Jun 2017
Member stories

Carretera y manta dentro de un “medio Mercedes”

En car2go nos encanta que nuestros usuarios nos cuenten sus anécdotas y experiencias con car2go. El siguiente artículo cuenta la historia de uno de ellos: te presentamos a Fuad Khan, de Vancouver (Canadá).

Fuad es voluntario en un centro sin ánimo de lucro, de cuidados para personas mayores con necesidades complejas. Lee la conmovedora historia de Fuad y un hombre llamado Frank (el de la foto de abajo), unidos por car2go.

La historia de Fuad y Frank

Fuad es voluntario en Yaletown House, un centro sin ánimo de lucro, de cuidados para personas mayores con necesidades complejas.

El hombre de la foto es Frank. Una vez por semana, Frank y Fuad salen a pasear en una bicicleta Duet, una de las dos tándems adaptadas para sillas de ruedas que han sido donadas al centro.

Juntos han vivido mil aventuras y han visitado, lloviera o hiciera sol, el paseo marítimo de Vancouver y otros lugares de la ciudad.

De una bicicleta Duet a un “medio Mercedes”

En diciembre, Frank cayó enfermo y tuvieron que dejar la bicicleta a un lado por un tiempo hasta que se recuperó en enero.

Al cabo de unas semanas sin salir del centro, se les ocurrió coger un car2go. Al principio, cuando Fuad dijo: “Voy a pedir un coche con el móvil”, Frank se mostró escéptico.

Pero al poco rato la idea de salir a dar una vuelta en un smart fortwo no le parecía tan mal. Frank no paraba de preguntar: “¿Qué coche es?”, a lo que Fuad contestaba: “Un Mercedes”. Pero Frank no terminaba de verlo claro.

Al final decidieron aceptar sus diferencias y acordaron este concepto propuesto por Frank: “Es un medio Mercedes”.

El de lujo

El día que hicieron esta foto, dio la casualidad de que había un CLA negro aparcado en frente de Yaletown House.

Fuad lo reservó por instinto, pues no sabía cómo se encontraría Frank ese día y si tendrían que quedarse en el centro o podrían salir a montar en bici o dar una vuelta en coche.

Normalmente, cuando Fuad llega, Frank suele estar ya esperando y aunque trata de disimularlo está deseando saber qué aventura le deparará el día con Fuad.

Menos ese miércoles… Frank seguía acostado en la cama, apático, sin rastro de la persona juguetona y entusiasta que es, y sin ganas de salir al frío invierno de Vancouver.

A la pregunta de si irían a montar en bici ese día, Fuad le respondió: “No, pero te tengo una sorpresa”. Preguntó expectante, si la sorpresa era un coche, Fuad contestó que no.

Preso de la curiosidad, Frank se levantó de la cama, se vistió, cogió el ascensor y salió a la calle. Nada más salir del centro Frank preguntó si el coche que había frente a la puerta sería su medio de transporte del día.

Cuando Fuad se lo confirmó, Frank se puso muy contento e insistió: “¿Entonces podemos ir a dar una vuelta con él?”.

Hicieron una excursión muy corta a su cafetería favorita, pero se lo pasaron de maravilla. Por suerte, Frank ya está recuperado y han retomado sus paseos en la bicicleta Duet, pero les tranquiliza saber que siempre tienen la opción de viajar en car2go.

Fuad asegura que siempre que pasan por delante de un car2go, Frank le pregunta si pueden “pedirlo”.

Y le recuerda aquella vez en que condujeron “el de lujo”.