23 Mar 2017
car2go Insights

LOS SEIS GRANDES DESAFÍOS DEL CARSHARING

El mercado del carsharing no deja de crecer y, con él, su aceptación. El carsharing ha dejado de ser una utopía para convertirse en un sistema con un futuro asegurado. A pesar de ello, el sector se enfrenta a grandes retos.

 

Hace poco, un estudio de Boston Consulting Group demostró que el número de usuarios de carsharing en Alemania aumentará hasta alcanzar los dos millones en 2021. A escala global, es posible que la cifra se septuplique y el beneficio global generado por el carsharing se sitúe en los 4.700 millones de euros. Pero por bonito que pueda parecer, todavía quedan grandes retos a los que enfrentarse:

 

¿Alguna pista?

En algunas zonas con gran demanda, la oferta podría mejorar si se diera el marco político adecuado. En muchas regiones, ya existen servicios de movilidad innovadores, sin embargo, los proveedores siguen luchando contra un marco jurídico propio del siglo pasado.

Esto afecta tanto al tema de los aparcamientos en espacios públicos como a los permisos y contratos de estacionamiento.   Entretanto, en Alemania el asunto va por buen camino, la ley de carsharing formulada por el Ministerio de Transportes debería poner remedio a esta situación y crear escuela en Europa.

Sin embargo, hay que seguir manteniendo la atención y subrayando la urgencia del tema para acercar las numerosas ventajas del carsharing a las ciudades.

 

¿La solución a todos los problemas de circulación?

Lo han demostrado numerosos estudios en los últimos años: El carsharing ha hecho que desaparezcan de las calles los vehículos particulares desaprovechados y ha mejorado el problema de aparcamiento.

La exposición al polvo se ha visto reducida y la calidad del aire ha mejorado. Estos factores hablan poderosamente de la consolidación del carsharing flexible para mejorar el control de los problemas actuales del tráfico y el medio ambiente en las ciudades. No obstante, queda por delante el enorme reto de ocuparse de las particularidades de cada ciudad, político y distrito municipal y finalmente entrar en negociaciones.

 

¿Cabe la posibilidad de ampliar horizontes?

Al mismo tiempo, queda pendiente el reto de que el carsharing hasta ahora solo es rentable en las grandes ciudades. Lo ideal es una densidad de población elevada en una zona con una delimitación clara. Madrid cumple estos criterios con un millón de personas en apenas 50 kilómetros cuadrados de superficie.

Las ciudades más pequeñas no demuestran la necesidad del concepto de carsharing flexible. Aunque actualmente se está probando hasta qué punto el concepto de car2go ha de adaptarse para que sea transferible a ciudades más pequeñas (ciudades con más de 200.000 habitantes).

Llevar el carsharing flexible a las ciudades más pequeñas sigue siendo uno de los mayores retos.

 

Eléctrica, pero… ¿cómo?

Para muchos proveedores de servicios de carsharing el tema de la movilidad eléctrica es fundamental, también lo es para car2go. La mayoría de las grandes ciudades sufren del grave problema de la contaminación del aire, ya hay prohibiciones y restricciones a la circulación.

El coche eléctrico se considera el salvador, actualmente ningún otro proyecto recibe más inversión en el mercado automovilístico. Sin embargo, la falta de puntos de carga sigue siendo un grave obstáculo para la aceptación de dicha tecnología.

Hay que reconocer que muchos proveedores de carsharing son pioneros en este campo e intentan impulsar la movilidad eléctrica en las ciudades, especialmente car2go. Para que el coche eléctrico pueda imponerse como vehículo urbano, es necesario solicitar a las ciudades que amplíen sus infraestructuras.

 

¿En breve autónoma?

Está claro: La conducción autónoma afectará en gran medida al sector del carsharing y supondrá un gran reto. ¿Cómo cambiarán los coches autónomos las infraestructuras, el tráfico y el uso de los vehículos? La experiencia adquirida gracias al uso de los car2go representa una gran ventaja con respecto a la competencia.

Además, la amplia presencia de Daimler como proveedor de servicios de movilidad múltiple ayudará en el futuro a reunir los datos de car2go, mytaxi y moovel.

No hay ninguna otra empresa que sepa tan bien dónde y en qué momento existe una necesidad de movilidad específica. Si empleamos este conocimiento de forma inteligente, la idea de car2go pasará de ser un mero servicio a un instrumento inteligente para el control de las flotas autónomas.

 

La competencia

La competencia no ha disminuido en los últimos años. Además de car2go, DriveNow y enjoy en Europa y Uber en América del Norte se han postulado como grandes competidores.

Todos ellos quieren seguir creciendo y ampliando su área de influencia. La tendencia de crecimiento del sector continua.

Además, car2go es el líder indiscutible del mercado mundial en cuanto a carsharing flexible. A largo plazo, solo se impondrán los mejores proveedores y los más profesionales. Con esta certeza, ahora nos queda aceptar y superar los retos pendientes.

 

¿Qué retos habéis observado y dónde? ¿Qué pensáis que haría falta para enfrentarse a ellos?