2 Ene 2017
Local flavour

La Nochevieja alrededor del mundo

La comunidad car2go es un crisol de culturas y nacionalidades. Una pequeña encuesta realizada entre los miembros y el personal nos ilustró sobre las grandes diferencias entre ellos a la hora de empezar el año nuevo.

Verter plomo derretido en Alemania

Después de una cena agradable, normalmente muy amena, acompañada de raclette o fondué, en Alemania es habitual hacerse con una predicción para el año próximo. Para ello, se emplean figuritas de plomo que se funden en una cuchara sobre una Vela.

shutterstock_306830186

El plomo fundido se vierte en un cuenco lleno de agua fría. La forma resultante de la nueva figura de plomo ofrece un pronóstico sobre el futuro. De este modo, una corona augura riquezas, un bicho significa un nuevo amor y cuando la figura tiene el aspecto de un coche, esto quiere decir que nos esperan aventuras en el nuevo año.

La interpretación de las formas suele requerir una buena dosis de creatividad y talento… además de buena voluntad 😉

Los holandeses se dan un baño en el mar del Norte

El 31 de diciembre y el día de Año Nuevo, los holandeses comen siempre “oliebollen”, unos buñuelos dulces fritos, además visitan a familiares y amigos.

shutterstock_332410799

También tienen el “nieuwjaarsduik”. En este caso, la gente se mete en el mar del Norte con la intención de celebrar el Año Nuevo y algunos también para despejar la cabeza después de la fiesta de Nochevieja 😉

¿Ropa interior roja en Nochevieja?

Todos los italianos de norte a sur de la bota se preocupan de llevar ropa interior roja el 31 de diciembre. Según la tradición, tiene que ser regalada y hay que tirarla a la basura al día siguiente.

El color rojo es símbolo de prosperidad para el año entrante y trae suerte y buenas vibraciones. La costumbre se ha mantenido durante muchísimos años, data de la época medieval o incluso del Imperio Romano.

El número más importante en España esa noche: el 12

La tradición manda comer doce uvas al son de las campanadas que anuncian la llegada del año nuevo. El número de uvas coincide con dos puntos clave. Para empezar, los meses del año son doce.

Además, las doce en punto es la hora que coincide con el final del año y el comienzo del siguiente, así que el número está cargado de un fuerte simbolismo al que los más supersticiosos atribuyen buenos augurios y felicidad.

shutterstock_529882711

No sale nada en los Estados Unidos

El último día del año, el 31 de diciembre, muchas familias comen sopa de lentejas para atraer la felicidad y el dinero durante el año entrante.

shutterstock_154219022

Además, hay una tradición denominada: No sale nada. Es decir, la felicidad se queda en casa, de casa no sale nada. Si esto sucediera, te perseguiría la mala suerte durante todo el año.

¿Y qué otra cosa es típica en Nochevieja en los Estados Unidos? – La caída de la bola en Times Square (Nueva York).

Hacer un desfile de vehículos en Yakarta

La gente se reúne en las calles para ver un espectacular despliegue de fuegos artificiales. A medianoche, los conductores hacen un desfile de vehículos y dan la bienvenida al año nuevo con el sonido de las bocinas.

Comilona con pollo y pescado

Los habitantes de Vietnam enfocan la celebración en el Año Nuevo chino, una de las fiestas más importantes de Asia, la cual suele caer entre el 21 de enero y el 21 de febrero. Se calcula con el calendario lunar.

shutterstock_447184762_small_final

El último día del año, todos los miembros de la familia se reúnen para disfrutar de una comilona con pollo y pescado. Lo curioso es que no se terminan el pescado como símbolo de prosperidad.

Al día siguiente, se felicitan unos a otros para comenzar el año nuevo con optimismo.

Haft Sin

El Año Nuevo persa se llama Norouz y se celebra el 20 o 21 de marzo.

Es costumbre preparar el Haft Sin. El Haft (“siete”) y Sin (“s”) consiste en:

  • Sekke (monedas)
  • Sib (manzana)
  • Somach (especia persa)
  • Sombol (jacinto)
  • Sir (ajo)
  • Sabseh (tiestos con plantones)
  • Serke (vinagre)

Todas estas cosas se colocan sobre la mesa junto a un espejo, una vela, el Corán, un vaso con una carpa dorada y Samanak (siete granos germinados).

Pasada la Nochevieja, se coge el Samanak, se va al río, se atan los tallos, se pide un deseo y se lanza al río.

 

¡Y ahora te toca a ti! ¿Cómo celebras la Nochevieja?