29 Nov 2016
Local flavour

car2go desde los ojos de los madrileños

Son muchos ya los madrileños, los madrileños de adopción, los que visitan esta ciudad cada semana, los que alguna vez vinieron y seguro volverán… los que utilizan car2go a diario.

Y para nosotros lo más importante es que todos estén felices y que encuentren en nuestro servicio una forma divertida y sencilla para moverse por Madrid.

Son muchas las experiencias e historias que se han vivido con car2go este año, es por ellos que deseamos compartir con vosotros algunas de las historias de nuestros usuarios

Abel Arnau San José

Recuerdo que hace un año, yendo hacia mi trabajo en el Metro, me encontré con un anuncio en el que un pequeño gran Smart de color blanco llamó mi atención. A mí siempre me han gustado los coches y conducir un Smart siempre había sido una de mis ilusiones. Quizás porque es el modelo ideal para una jungla asfáltica como es Madrid.

Mientras investigaba un poco de que iba el asunto, me di cuenta de que ese pequeñajo que me entró por los ojos a primera vista, lo podía conducir quien quisiera, con el añadido de ser eléctricos, automáticos y pequeños de tamaño, cosa que me gustó bastante debido a que estoy muy concienciado con los temas de la movilidad sostenible. Más coches en Madrid dirán algunos, sí.

Pero estos coches tienen ese algo que otros no tienen, y es que car2go hace que el concepto de movilidad en la gran ciudad haya sido revolucionado por completo. Soy usuario del servicio desde los primeros días y desde luego no puedo estar más que satisfecho ya no solo por el servicio en general, sino porque ideas así son las que hacen falta para paliar los efectos de la contaminación.

Cada vez que veo pasar uno por la calle, silencioso, subiendo raudo las cuestas de la capital, no puedo evitar mirarlo y esbozar una sonrisa de saber que se está contribuyendo con el medio ambiente, y del buen hacer que consigue que el servicio funcione las 24 horas del día. Con estos pequeñines he vivido situaciones de casi todo tipo.

Me han sacado del apuro en más de una ocasión, y sí que puedo decir, que cuando estoy fuera de su radio de operación, suelo echar bastante de menos esa voz que me da la bienvenida cuando abro la puerta del Smart. ¡Felicidades car2go!

abel

 

Carlos Sureda

Mi llegada a car2go fue casi el fruto de una apuesta. Me enteré del servicio a través de unas vallas publicitarias y me llamó la atención. Enseguida quise darme de alta. Ninguno de mis amigos creía que iba a ser capaz de entrar en los coches.

He de decir que mido dos metros. Así que, apostamos. Por supuesto gané. Aquí está la prueba. Desde entonces, soy usuario habitual y sigo demostrando que alguien alto entra en un car2go sin problemas.

carlos

 

 

Ismael Ramírez de Arellano

Por menos del precio de un billete sencillo de metro o autobús, fuimos 2 personas desde Puente de Vallecas, hasta Legazpi. Con nuestra musiquita bien sentaditos. Prefiero dejar mi vehículo aparcado y moverme en car2go. Es mucho más cómodo y rentable que cualquier otro medio de transporte y tan solo por 1,14€.

ismael

 

Javier Martín González

Cuando car2go comenzó a operar en España, yo ya conocía su funcionamiento de carsharing en otras ciudades europeas, aunque no había utilizado aún sus servicios. Lo empecé a probar desde el primer día de su lanzamiento en Madrid, y puedo asegurar que es una forma rápida y sobre todo ecológica de moverse por la ciudad.

¡Gracias al tamaño de sus coches nunca ha sido tan fácil aparcar en el centro! En mí día a día en todo este primer año me ha supuesto una gran opción de movilidad, de forma que no necesito llevar un coche grande y contaminante que solo va a estar ocupado por una o dos personas.

Tampoco tengo que preocuparme ni por cambiar el ticket ni de los precios de los parkings privados. Además, aunque no lo parezca, el maletero da para mucho, por lo que es una solución incluso cuando he tenido que llevar algo de carga.

javier

 

Y tú, nos quieres contar tu experiencia…